TRAYECTORIA laboral y profesional de Carles Morant Alabert.

Estudié en la Escuela Massana y en la Escuela de Cerámica de La Bisbal entre el 1981-1988 teniendo como profesoras Maria Bofill, Rosa Amorós, Elisenda Sala, Isabel Barba, Teresa Magrià, Conxita Payerol, Quim Chevarria, Dolores Rubio y Ricardo Campos (ambos últimos en La Bisbal) (*). El carácter diferente y las formas de hacer de estas ceramistas, marca mi futuro aprendizaje, amplio y complejo (y de forma continuada) y la línea de todo mi trabajo. La cerámica en la Massana está marcada por la importante aportación del primer profesor titular, Josep Llorens Artigas (muy influyente en la cerámica contemporánea mundial). No en vano, 4 de las profesoras citadas fueron -a través también, de su alumno, Francesc Albors- alumnos suyos (alumnos en el sentido amplio del término).

Curriculum professional

Durante mi infancia comparto las mañanas de domingo con mi padre, inmigrante de Agosto -conocido centro alfarero de Alicante-, que hacía demostraciones de torno, como también lo hizo su padre, mi abuelo, en el Pueblo Español de Montjuïc en Barcelona.

Durante los últimos años en la escuela Massana pasé los veranos ayudando en el taller Rogenca d’Ullastret (Empordà, Girona) con la ceramista Antonia Roig (junto con su antiguo compañero, Pantxu) donde aprendí el funcionamiento de un taller de cerámica artística artesana dedicada al interiorismo y al utilitarismo de calidad. Siempre he considerado a Antonia como mi Maestra. Siempre he creído con el sistema de enseñanza de oficio de maestro-aprendiz. Es en el día a día de un taller donde se aprende las particularidades del oficio. Mi “Maestra”, Antonia, marcó tanto mi forma de trabajo, que a veces en algunos procesos y líneas de trabajo parece que repito formas y conceptos de ella misma.

En el último curso en la escuela Massana se fundó la Asociación Ceramistas de Cataluña como necesidad de defender intereses comunes de una incipiente y renovada corriente de cerámica artística. Me incorporo activamente formando parte de las primeras juntas directivas con otros ceramistas de diferentes corrientes profesionales (artísticos, artesanos, comerciales, productivos, …). Desde la vocalía de estudiantes y después de enseñanza desde donde tomo contacto permanente con las escuelas de arte donde se impartía cerámica y organizamos actividades lúdico-creativas en Cataluña (“Enxeguem el forn” en Esplugues, “taller de tardor “en Corçà (Girona), etc …).

Las corrientes artísticas de la época y de las que desde la Escuela Massana se proyectaba, la postmodernidad y la “nueva ola”, no me atraían. Alguna visita a las primeras ferias de ARCO en Madrid, así como algún otro evento artístico y cultural en Madrid, donde se centraba en aquella época mucha de la actividad artística, me parecían demasiado kitsch y con poco contenido al intentar superar las limitaciones expresivas del impresionismo abstracto de épocas anteriores, que me parecían mucho más interesantes. Una de las características de estas corrientes artísticas era la fuga de las formas expresivas y técnicas artísticas tradicionales, lo que se enfrentaba al aprendizaje de la cerámica y otras técnicas. Mis preferencias culturales y vitales iban en la línea del punk y el hardcore como forma de rebelión social y política hacia una sociedad que no parecía tener un futuro muy claro. Así, participo en actividades culturales, musicales, artísticas y políticas a través de ateneos y asociaciones de barrio, haciendo alguna exposición, pequeños murales y algunos carteles. La participación en actividades como “Estiu Japó 1986” organizada por la Cooperativa de Ceramistes Coure, influyó mucho en mi trayectoria profesional.

Entre 1987 y 1989 abro, en Barcelona, mi primer taller en mi vivienda particular en el barrio del Carmelo de Barcelona con la ayuda de Rafael Teixidó, antiguo ayudante, como tornero profesional, en Rogenca (Antonia Roig) y en otros talleres en el Empordà, con la intención de iniciar una producción artesanal y artística. La experiencia fue corta y poco productiva por desavenencias en los fines y formas de trabajo.

Participo en alguna exposición colectiva en centros de artesanía y ateneos de barrio (exposición “Máscaras “en el Centro Permanente de Artesanía en el Passeig de Gracia, exposición de exalumnos de la Escola Massana en la sala de exposiciones en la misma escuela, exposición colectiva en el Centro Civic de las Cotxeres de Sants, etc ….).

En 1988 me contratan para la coordinación y organización de actividades plásticas en el grupo de animación del Camping Playa Montroig en Cambrils (Tarragona). Fue una interesante experiencia que me permitió poder organizar libremente un pequeño taller de cerámica y plástica. Desde el taller de cerámica montado en el camping, aprovecho para asistir a algunas ferias de la costa catalana.

Mi experiencia docente comienza en Can Xatarra al 1990, una de las primeras instituciones de docencia “ocupacional”, ubicada en el barrio del Raval de Barcelona. Centro de carácter solidario y socialmente comprometida. Para formar parte del equipo docente, me obligan a hacer unos cursos de “Formación de Formadores” muy cortos, pero intensos e interesantes, sobre Metodología y Dinamización de Grupos enfocadas a la misma Formación Ocupacional.

En los años 2000 y 2002 intento retomar una asignatura pendiente de mi vida, que había dejado a los cursos reglados de 3º de BUP. Mi sensibilidad y debido quizás también al profesorado de la EGB y BUP, me lleva a la sociología y así apruebo -con bastantes dificultades- el primer curso de sociología en la UNED, con el curso previo de acceso a la universidad para mayores de 18 años.

Desde 1991 trabajo en el taller propio en Sobredo, un pequeño pueblo en el Bierzo (provincia de León), allí iniciamos, junto con mi compañera, Elisa, una producción propia de objetos utilitarios y decorativos que vendemos en el propio taller, en múltiples ferias de cerámica y algunas de artesanía en todas las capitales de provincia y en otras poblaciones importantes de Castilla y León y en Cataluña a razón de unas 7 u 8 al año y a varias exposiciones. También retomo la actividad docente en diversos cursos de Formación Ocupacional o Profesional (Cursos FIB), sobre todo con la infraestructura de la reconversión minera en la comarca.

Durante estos años, también, aprovecho las situaciones del entorno socioeconómico para ampliar la formación técnica (a través sobre todo de las posibilidades puestas por la Federación de Asociaciones Artesanas de Castilla y León -FOACAL- en las magníficas infraestructuras de su sede en Valladolid, el Centro de Artesanía de Castilla y León -CEARCAL-): fotocerámica, construcción de murales, trabajos en porcelana, construcción de moldes de diferentes materiales, paperclay y un largo etcétera, con un magnífico profesorado.

Esporádicamente necesito hacer trabajos esporádicos para la subsistencia. 24 años después, viendo que la forma de trabajo no reporta el mantenimiento económico familiar, reducimos la producción y modificamos la forma de trabajo, fabricando cosas más artísticas y creativas y con un planteamiento más lúdico en el taller, explorando otros procesos creativos dentro de la cerámica (poniendo en práctica en muchos casos, lo aprendido en la formación, antigua y cercana, pero también experimentando con nuevos materiales y técnicas cerámicas e intentando ampliar el proceso de modelado en el horno y la aleatoriedad que provoca la naturaleza y el entorno. con todo este material nuevo, realizo alguna exposición en salas, bares y locales en Ponferrada, León y Barcelona con la intensión última de mostrar el resultado de todo este proceso creativo.

En los años 2008 y 2011 me presento a algunas convocatorias para cubrir plazas de profesorado en escuelas de Bellas Artes en Castilla y León. Como he apuntado anteriormente, en la época de estudios en la Escola Massana había que hacer un examen final, que, debido a no encontrar la necesidad por encontrar trabajos suficientes. Por esta razón, en los años 2012 -2014 curso estudios para la obtención del título de Técnico Superior en Bellas Artes y Diseño en la especialidad de Cerámica Artística en la ESOL Pau Gargallo de Badalona.

(*)

Maria Bofill (1er curso de especialidad), Teresa Magrià (2º curso de especialidad), Rosa Amorós (3er curso de especialidad), Elisenda Sala (4º curso de especialidad), Isabel Barba (turno el 2º, 3º y 4º curso de especialidad), Conxita Payerol (tecnología cerámica -química- al 2º y 3º curso de especialidad), Quim Chavarria (moldes de yeso), Dolors Ros y Ricardo Campos (torno, ambos en la Escuela de cerámica de la Bisbal d’Empordà). También tengo un buen recuerdo de los profesores de otras asignaturas en la Escuela Massana como Jesús Ángel Prieto (volumen), Josep Gumí (“estructura de la forma”), José Carlos (técnicas de representación, perspectiva), xx (dibujo artístico), etc… (1º y 2º curso común y siguientes).